Uso de cookies: utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

LA FASCITIS PLANTAR

Por Dr. Joaquín Páez Moguer

Recomienda a un amigo

Clínica Podológica Páez

C/ Granados nº 3, Entreplanta - 29008 Málaga (Málaga)
Valoración:
 El dolor en el talón es un problema muy frecuente afectando a un 10% de la población  en algún momento de su vida.  

La Fascitis Plantar consiste en una degeneración  de la fascia plantar caracterizada por un dolor agudo que aparece en frío, en los primeros pasos en la fase del despegue de la marcha y que va desapareciendo con la deambulación.


La fascia es un tejido conectivo idéntico desde un puto de vista histológico al de los tendones, y se encuentra expuesta a fuerzas de compresión, tensión y cizallamiento, de forma intermitente. El efecto sumatorio de este estrés provoca microtraumatismos, ocasionando un ciclo de microfisuras, reparación y cicatrización constante.

El repetido estrés al que es sometida la fascia, tanto al caminar, correr, saltar o estar mucho tiempo en una posición de bipedestación estática, da lugar a microrroturas, sobre todo a nivel de la unión osteotendinosa de su origen que es la región más débil a la tracción.  


Prevención de la Fascitis Plantar

  Como medidas de prevención tenemos:
Utilización del calzado adecuado: la mala elección de calzado supone uno de los factores extrínsecos que producen la fascitis plantar. El calzado se debe elegir para la actividad que se vaya a realizar. Es importante mantener la misma altura de tacón en los diferentes modelos que se utilicen.
Estiramientos antes y después del ejercicio: es importante realizar estiramientos de la musculatura posterior de la pierna y de la fascia plantar.  


Tratamientos de la Fascitis Plantar

 Entre el 90% al 95 % de las fasciosis, se curan con tratamiento conservador  y se recomiendan 3 niveles de tratamiento.

Tratamiento R.I.C.E.
Como primera línea terapéutica y en fases iniciales del cuadro sintomatológico, podemos utilizar este tratamiento. Las siglas R.I.C.E. vienen de:
-       R = Reposo. El descanso de los pies permite la regeneración de la fascia plantar-
-       = Hielo (del inglés ice), debido al efecto antiinflamatorio del hielo.
-       C = Compresión. Mediante vendajes que ayuden a la función de la fascia.
-       E = Elevación. Permite el drenaje de la zona.

Estiramientos:
 
Los estiramientos pueden ayudar a reducir el dolor de la fascitis, y disminuyen el dolor de los primeros pasos en la mañana.    Estiramiento de la fascia plantar. Aunque los beneficios de los estiramientos no son aún bien conocidos. Los estiramientos de Gemelos y sóleo y el de Fascia Plantar suelen prescribirse 3 veces al día con 10 estiramientos seguidos de unos 20 segundos cada estiramiento.

Soporte plantar.
La medida terapéutica que con más frecuencia realizamos los podólogos para el tratamiento de la fasciosis plantar es el ortopodológico.
El tratamiento  Ortopodológicos que proponemos, es el tratamiento con plantillas hecha a medida, que serán prescritas después de una buena exploración biomecánica y de la marcha del paciente.
El soporte plantar contará con la colocación de una alza posterior, de material no deprimible para que el soporte plantar además de controlar pronación.

Férulas Nocturnas Antiequino.
Es un tratamiento eficaz, sobre todo a la hora de disminuir el dolor de esos primeros pasos que se dan por la mañana.  

Infiltración con Corticoides.

Existe una gran controversia con respecto al uso de corticoides.
Las infiltraciones con corticoides han sido asociadas con efectos secundarios graves, en un estudio de Acevedo y Beskin, con 765 pacientes diagnosticados con fascitis plantar, 51 tenían una ruptura de la fascia y de estos 44 (86%), estaba asociada su ruptura con el uso de corticoesteroides.
Por el contrario existen revisiones del uso de infiltraciones con corticoides en la fascitis plantar, donde se demuestra que reducen el dolor a corto plazo.
Su uso puede estar recomendado cuando las terapias conservadoras no han dado resultado.
Una alternativa, puede ser la utilización de infiltraciones homeopáticas con arnica, en vez de corticoesteroides.

Recomienda a un amigo

x