Uso de cookies: utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

¡MI HIJO NO COME CHUCHES Y TIENE CARIES!!!

Por Dra. Mónica Martínez León

Recomienda a un amigo

Clínica de Odontopediatría

Hilera 8, portal 4, 4º A - 29007 Málaga (Málaga)
Valoración:


Seguimos diciendo que las chucherías es el único factor que interviene en la aparición de caries: el hecho de que un niño tenga caries se debe a que come chucherías  
¿Realmente todos los niños que comen chucherías tienen caries?  

Empezaré diciendo que mis hijos también las toman, con mucha moderación. Es imposible evitar completamente las chucherías, todos los niños las toman.  

¿Qué factores intervienen pues en la aparición de caries?  

Yo creo que hay muchos, pero voy a escribir los más importantes desde mi punto de vista en la aparición de caries en niños:  

1. Los alimentos que se toman. Aparte de las chucherías, todos comemos mil alimentos distintos al día. En niños yo he comprobado que es importante no sólo lo que se come, sino la cantidad de veces que se come. Todo alimento se deshace en la boca y forma ácidos en su descomposición: una manzana tiene sacarosa, un batido tiene fructosa, una gominola tiene sacarosa. Y cada alimento tiene una retención en la boca: los líquidos pasan muchos directamente a la garganta, las chucherías que son muy pegajosas se quedan literalmente pegadas en los dientes.  
Los niños suelen picar muchas veces entre las comidas principales, con lo que el número de veces que tienen comida en la boca es mayor que en los adultos.  

2. La limpieza de la boca: el objetivo de cepillarnos los dientes es eliminar los restos de alimentos que se quedan en los dientes. Si la técnica es correcta se hará bien, pero si solo paseamos el cepillo entre los dientes no lo conseguimos. Eso pasa muchas veces cuando dejamos que los niños se cepillen solos, que no lo hacen bien, y no sirve para nada.  

3. Hay familias que siempre tienen caries y otras que nunca tienen, es una propensión natural y familiar a tener o no tener caries, generalmente de padres que han tenido caries, los hijos también tienen, y en estos casos es muy importante la prevención.  

4. La caries es debida a la presencia de bacterias en la boca, principalmente S.Mutans, que siempre están presentes, todos tenemos bacterias en la boca.  

5. No todos los dientes son igual de susceptibles a la caries: las superficies que mastican de las muelas, las uniones entre los molares y aquellos dientes superiores que están muy juntos tienen de forma natural mayor tendencia a tener caries que las superficies lisas.  

6. La saliva también interviene en la propensión a tener caries: hay salivas que son más densas y otras más fluídas.  

7. El hecho de tener en la boca durante mucho tiempo (sobre todo por la noche) es un campo de cultivo excelente para que las bacterias de la boca produzcan caries. Entre todos el líquido que con más frecuencia se queda por la noche es leche, que no olvidemos que es lactosa y gluscosa.  

8. El tiempo: piensen que todos los dientes salen sanos, la caries es una enfermedad de los dientes que hay en la boca, y que hace falta tiempo para que se produzcan, los dientes nunca salen con caries.  

El objetivo en odontopediatría es poner los medios necesarios para prevenir las caries, el 80% de las caries se pueden prevenir, así que no se descuiden y miren las bocas de sus hijos, si hay alguna duda de que haya caries, diríjanse a su dentista y no lo dejen, es mejor tratarla cuanto antes.    

Dra. Martínez León

Recomienda a un amigo

x